Piscinas naturales cerca de Madrid

Piscinas naturales cerca de Madrid

Cuando el verano llega y el calor se vuelve parte de nuestro día a día, no es de extrañarse que busquemos un lugar para refrescarnos y descansar del estrés de la rutina. Para muchas personas, el calor puede volverse un factor clave para aumentar el cansancio y el mal humor, por lo que no está de más tomarnos un tiempo para descansar de nuestras preocupaciones y relajarnos en una de las piscinas naturales que están cerca de Madrid.

Una de las grandes ventajas de vivir en la Capital Española, es que hay distintos puntos turísticos dentro y fuera de la ciudad. Desde recorridos históricos hasta parques ecológicos y las piscinas naturales no pueden faltar en nuestra lista de viaje.

Hay diversos paradores cerca de Madrid que cuentan con hermosas piscinas naturales que te encantarán. Podrás disfrutar de diferentes actividades acuáticas, como el esquí acuático, motos de agua, kayaks, natación, o simplemente disfrutar del agua fresca mientras observamos una vista privilegiada.

Piscinas naturales cerca de Madrid

Estas piscinas naturales son perfectas para disfrutar con tu familia, con tus amigos o por ti mismo. Aquí te presentaremos distintas opciones a considerar para que disfrutes de la naturaleza y te reconectes contigo mismo. Podrás encontrar piscinas naturales con entrada totalmente gratuita, así como los destinos más exclusivos para consentirte como te lo mereces.

Recarga tus baterías en una de las piscinas naturales que te presentaremos aquí. Estos paraderos están ubicados a pocos kilómetros de Madrid, por lo que si resides en la Capital o sus alrededores podrás llegar por carretera en poco tiempo. Empaca tus maletas prepárate para una escapada de fin de semana, disfruta de la naturaleza y deja tus preocupaciones atrás.

1. Presilla de Canencia

El Arroyo de Canencia se encuentra a poco más de una hora de la Capital Española. Para llegar a este destino saliendo desde Madrid, debemos de tomar la Carretera A-1 y continuar por la salida 69. Sigue por la M-629 hasta llegar al municipio de Canencia, donde avanzando unos minutos más encontrarás la bella Presilla de Canencia. El recorrido total es de casi 90 Kilómetros, y podrás llegar a tu destino en un tiempo de una hora y 10 minutos aproximadamente.

Este cuerpo de agua cuenta con diferentes zonas para que los visitantes puedan disfrutar de un relajante baño. Uno de estos es la Presilla de Canencia, lugar que está totalmente acondicionado para que disfrutes de un viaje de verano en compañía de tu familia o de tus amigos.

Sus aguas refrescantes son inigualables, y te permitirán disfrutar de una tarde calurosa en un ambiente con todo lo que necesitas para pasarla bien. Este paradero cuenta con mesas para almorzar, juegos infantiles, acceso a agua potable y baños en buenas condiciones, así como zonas de sombra para que tomes un descanso del sol si es que lo necesitas.

La ventaja de esta piscina es que cuenta con una profundidad pequeña, por lo que es perfecta para disfrutar con tus hijos. Además, la entrada es gratuita, ideal para darte una escapada de un día. O si lo decides, el municipio de Canencia se encuentra a tan solo dos kilómetros de esta piscina natural.

Puedes alquilar una casa rural en Canencia, y visitar los distintos cuerpos de agua que se encuentran en la región. Al estar ubicado en la Sierra Norte de Madrid, hay un sinfín de lugares que conocer. Las sendas ecológicas son muy populares, y podrás disfrutar de paisajes naturales privilegiados e inigualables.  También puedes visitar el Parque Regional de Guadarrama, o bien, disfrutar una de las más fascinantes cascadas madrileñas, la cascada de Chorrea de Rovellanos.

2. Río Madarquillos (Horcajo de la Sierra)

Otra opción por considerar a la hora de encontrar el lugar perfecto para escapar y refrescarte este fin de semana, son las Pozas Naturales en Horcajo de la Sierra. Este cuerpo de agua es una represa del día del Madarquillos, el cual cuenta con muchas más zonas de baño que podrás disfrutar. Podrás llegar si tomas la carretera A-1 hasta la salida 85 y continuando con la M-141. El viaje es de poco más de una hora en coche.

Al llegar a la zona de baños del río, encontraremos un lugar especial para aparcar los vehículos, por lo que puedes llegar en tu propio coche sin ningún problema. Ideal para visitar con toda la familia o con tus amigos. Verás que encontrarás diferentes amenidades para pasar un rato de primera con tus seres queridos. Mesas para almorzar y lugares para hacer picnic son ideales para el momento de comer. También hay zonas de barbacoas, sin embargo, estas solamente están disponibles en temporadas fuera de verano para evitar posibles incendios.

Para garantizar un entorno libre de basura, encontrarás distintas papeleras donde podrás depositar tus desechos. También encontrarás una zona infantil que cuenta con divertidos toboganes y columpios donde los más pequeños podrán divertirse al máximo.

Podrás recorrer distintos lugares del río, por lo que te recomendamos llevar un calzado cómodo y que se pueda mojar, así como protector solar, toallas, bebidas refrescantes y tu almuerzo o merienda favorita. No te olvides de esto último, ya que en la zona no hay venta de alimentos ni de agua.

Si decides pasar el fin de semana completo en la zona, puedes disfrutar también de las rutas de senderismo de la región madrileña. Perfecto paseo si llevas niños, ya que existen rutas cortas que les encantarán. Visita también el centro del municipio, recorriendo sus calles y conociendo su arquitectura. Encontrarás diferentes estancias para pasar la noche, y te recomendamos ampliamente las encantadoras casas rurales donde podrás pasar una noche en tranquilidad con todas las comodidades que necesitas.

3. Pantano de San Juan

Muchas personas conocen este destino como “La Playa de Madrid” y no nos extraña el porqué. A 60 kilómetros de Madrid, podremos encontrar este destino turístico, uno de los más completos en su clase. Podrás llegar al Pantano de San Juan si tomas la carretera M-501 desde Madrid, en un viaje de una hora aproximadamente.

Este maravilloso paradero cuenta con todo el aspecto de una playa. Al llegar te sorprenderás con sus cristalinas aguas y su arena refrescante que te harán sentir en un paraíso tropical sin ir muy lejos. Perfecto para disfrutar con tu familia o con tus amigos, encontrarás en este destino el paraíso de relajación y confort que estabas buscando.

El Pantano de San Juan cuenta con actividades para todos los gustos. Una de sus principales atracciones es el Embalse, el cual se encuentra en la plenitud de la Sierra Oeste de Madrid. Esta zona cuenta con una protección especial para reservas naturales, y se alimenta con las aguas que emanan del río Alberche hasta extenderse al Embalse de San Juan. En total, el embalse cuenta con 14 kilómetros de aguas disponibles para navegar, las cuales se extienden por las provincias de Madrid y Ávila.

Si lo que buscas son deportes acuáticos, podrás disfrutar de las actividades más emocionantes. Disfruta de Kayaks, de esquí acuático, flyboard, wakeboard, piragüismo, y muchos más dentro del agua. También podrás disfrutar de cabalgatas, tiro con arco, senderismo, escaladas, ciclismo y muchos más en tierra firme.

En la zona podrás encontrar distintos lugares donde comer, pero también es posible llevar tu propia comida. No te olvides del protector solar y de la ropa acuática. Podrás pasar un maravilloso fin de semana en este hermoso lugar a escasos kilómetros de Madrid.

4. Los Villares del Río Tajo

Uno de los cuerpos de agua del Río Tajo es la Playa de Estremera, la cual también se le conoce simplemente como Los Villares. A 60 kilómetros de Madrid encontraremos una de las playas que la Comunidad de Madrid ha autorizado para el baño. De las 5 zonas con esta autorización, Los Villares es posiblemente la playa menos popular, y por eso mismo es en la que podrás disfrutar de una mayor tranquilidad para pasar un momento relajante.

Para llegar a Los Villares deberás viajar por la carretera A-3 hasta encontrar la salida 62 y continuar por la M-240. El viaje es de poco menos de una hora, por lo que es un destino perfecto para darte una escapada de fin de semana refrescante.

Esta playa está rodeada de chopos, y las aguas del río Tajo le brindan un ambiente realmente refrescante, ideal para pasar una tarde con tu familia o con tus amigos. No se llamara playa si no contara con una suave arena que te hace sentir a orillas del mar, con la ventaja de que aquí podrás gozar de sus aguas dulces y tranquilas.

La Playa de Estremera cuenta con todos los servicios que necesitarás para disfrutar con total comodidad. Espacio para merendar, papeleras, duchas baños y restaurantes. También encontrarás áreas de juegos infantiles con columpios y camas elásticas. Es un destino que no te puede faltar en tu lista si quieres disfrutar junto con tus pequeños hijos.

Adicionalmente, en este recinto encontrarás distintas opciones de actividades al aire libre, tanto acuáticas como terrestres. Tiro con arco, tirolina, cabalgatas guiadas y paintball son algunas de las que no te puedes perder. Si eres amante de los deportes acuáticos, podrás encontrar rutas en Kayac, waterball, hidrospeed, snorkel y muchas más.

Puedes llevar tus propios alimentos y bebidas siempre y cuando recuerdes recoger tus desechos y dejar limpio el lugar. Otra opción es visitar alguno de los restaurantes cercanos. Verás que podrás disfrutar de una deliciosa merienda en compañía de tus seres queridos.

5. Las Berceas (Cercedilla)

Cercedilla es por excelencia el destino perfecto para darte una escapada hacia la naturaleza, y si lo tuyo son las piscinas naturales, también podrás encontrar estas atracciones en esta locación. Este espacio natural se le conoce como Las Piscinas de Las Berceas, y se encuentra dentro de un parque Recreativo que lleva el mismo nombre.

Para llegar a Las Piscinas de Las Berceas, deberás tomar la carretera A-6 desde Madrid hacia Cercedilla. Otra opción tomar uno de los autobuses y trenes que te dejan en la localidad y que salen diario desde Madrid en diferentes horarios. Elige la opción más conveniente para ti.

El complejo cuenta con una extensión de 30 hectáreas donde encontrarás diferentes amenidades para disfrutar en familia, con tus amigos o por ti mismo. Desde zonas de césped donde podrás tomar el sol y relajarte, hasta un bar refrescarte al final del día. También encontrarás acceso a vestidores, duchas, aseos, y por supuesto, dos enormes piscinas naturales al aire libre. Estas piscinas están rodeadas de vegetación natural, incluyendo los bellos pinos silvestres característicos de la región.

También encontrarás un parque de aventuras para disfrutar en familia. Disfruta también de las rutas increíbles de senderismo cerca de Madrid y los deportes al aire libre que puedes disfrutar en la zona. El acceso con comida y bebida está permitido, pero también podrás consumir los alimentos que están disponibles en el restaurante.

Este establecimiento tiene un precio de 6 Euros la entrada por adulto, y de 4 euros por niños y personas mayores de 65 años. Para días festivos y fines de semana la tarifa aumenta a 7 Euros para los adultos. Disfruta de los paisajes montañosos que nos ofrece este establecimiento, mientras te diviertes en una tarde refrescante en compañía de tus seres queridos.

6. Riosequillo

A dos kilómetros del municipio de Buitrago del Lozoya, se encuentra un área recreativa que cuenta con todo lo que necesitas para pasar una tarde preciosa junto con tu familia o amigos. A orillas del embalse de Riosequillo, encontrarás una de las piscinas más grandes de Madrid. El camino para llegar es de tan solo una hora por la carretera A-1 desde Madrid saliendo por el kilómetro 74.

El Parque Recreativo de Riosequillo cuenta con grandísimas zonas verdes que todo el mundo puede disfrutar, ya que están adaptadas para personas con discapacidades. La piscina que la caracteriza tiene una extensión de 4500 metros cuadrados, haciéndola una de las más grandes de toda la Comunidad de Madrid. Encontrarás también otra piscina especial para niños y otra para adultos.

Este espacio recreativo cuenta con hermosos jardines, rutas de senderismo, áreas infantiles y espacios para practicar deporte. Las áreas infantiles cuentan con un divertido castillo hinchable, columpios y más atracciones. Por su parte, las zonas deportivas te permiten practicar baloncesto y fútbol, así como muchas más actividades para disfrutar en equipo. Es así como todos podrán encontrar alguna actividad que hacer en este parque. Entre las amenidades, podemos encontrar un restaurante-bar, áreas de vestuarios, enfermería, parking y aseos.

Esta locación se encuentra situada justo en el embalse de Riosequillo, por lo que podrás disfrutar de un paisaje privilegiado decorado con la Sierra de Guadarrama. También podrás acceder al jardín botánico que cuenta con una enorme zona arbolada, conociendo las más de 200 especies de plantas que están presentes.

Es común que durante los fines de semana se festejen campeonatos y actividades deportivas e infantiles. Es un destino ideal para aquellos que aman de la naturaleza, del deporte y de pasar una buena tarde al aire libre. Olvídate del estrés y las preocupaciones que te tensan en el día a día y disfruta de una escapada a este paraíso a tan solo unos minutos de Madrid.

El acceso con comida está permitido, así que podrás llevar tu almuerzo y disfrutarlo en una de las áreas designadas para los alimentos. Si lo prefieres, también puedes comer en el restaurante que se encuentra en el recinto. No te olvides de tu toalla, tu ropa acuática y tu protector solar para que puedas disfrutar al máximo este establecimiento.

7. Playa del Alberche

A tan solo media hora aproximadamente de la Capital Madrileña, podrás encontrar la famosa Playa del Alberche. Este cuerpo de agua es el destino ideal para ir en compañía de tus seres queridos, disfrutando de las maravillas que tiene para ofrecerte esta playa fluvial. Es un destino perfecto si tienes niños pequeños que están buscando divertirse un rato fuera de casa.

Para llegar a este destino podrás seguir la carretera A-5 y la M-507 hasta llegar a la Aldea del Fresno, encontrarás entonces este espacio natural destinado para el entretenimiento de toda la familia.

La Playa del Alberche se alimenta del río con el mismo nombre y su afluente, el río Perales. En el punto en que estos dos se unen, encontramos un cuerpo de agua perfecto para poder bañarse, sin que sea lo suficientemente profundo como para representar un riesgo mayor (Sin embargo, siempre hay que mantener vigilados a los más pequeños y a los adultos mayores para evitar accidentes)

Esta piscina natural está perfectamente equipada con todo lo que necesitas para pasar un día cerca del río y divertirte con tu familia o tus amigos. Kioscos, área de comida, papeleras, duchas, fuentes de agua y muchas más amenidades que te permitirán estar lo más cómodo posible.  Cabe destacar que el espacio designado para la merienda está rodeado de un ambiente natural compuesto por diversas especies de árboles como pinos y fresnos, siendo así un espacio ideal para descansar y relajarse.

También encontrarás áreas infantiles donde los niños podrán divertirse y jugar a su antojo. Una zona de arena te permitirá echarte y tomar el sol a tus anchas, mientras disfrutas del almuerzo que llevaste, o bien, puedes probar alguna de las especialidades que el restaurante de la zona puede ofrecerte.

La playa de Alberche es de entrada gratuita, así que no hay pretextos para no darte una vuelta por este paraíso en cuanto tengas oportunidad.

8. Las Presillas

Por último, pero con paisajes igual de maravilloso, te hablaremos de Las Presillas. Estas piscinas naturales están situadas en el Valle de El Paular. Cuenta con todo lo que necesitas para pasar un día en conexión con la naturaleza, disfrutando de un refrescante baño en uno de sus cuerpos de agua. La ruta para llegar es muy sencilla, simplemente continúa por la carretera A-6 desde Madrid por 85 kilómetros y encontrarás tu destino.

Ubicadas muy cerca del pueblo de Rascafría, podemos encontrar unas piscinas naturales que te permitirán vivir una experiencia maravillosa para refrescarte en un cuerpo de agua natural. Estas piscinas naturales están situadas en un espacio natural que se compone de tres cuerpos de agua diferentes, alimentados por el río Lozoya.

Hay distintas actividades que podrás hacer en este lugar, como disfrutar de un picnic, de un chapuzón en el agua o del Restaurante Marcos, que se encuentra a escasos metros de Las Presillas. Es un sitio perfecto para ir con tus amigos, disfrutar del paisaje y darte una escapada relajante que necesitas para olvidar las preocupaciones del trabajo.

Las Presillas cuentan con paisajes a las montañas nevadas que se pueden apreciar desde finales de Julio, no es de extrañarse que el agua de esta región sea bastante fría. Te recomendamos que vayas preparado para refrescarte completamente, pero te aseguramos que ni lo sentirás entre la diversión y las risas que disfrutarás en esta estancia.

Después de disfrutar de esta piscina natural, podrás recorrer el resto del Valle del Lozoya, donde hay diferentes actividades que realizar. Podrás disfrutar de ciclismo, senderismo, rutas a caballo y guías turísticas guiadas para que conozcas cada rincón de la región. Visita el pueblo de Rascafría para conocer más sobre la cultura, la arquitectura y la gastronomía de la región o incluso hospedarte en uno de los maravillosos hoteles rurales con clase de la zona.

La entrada es gratuita si llegas a pie, pero recuerda llevar contigo dinero si necesitas parking, ya que este tiene un costo de 9 euros.

Piscinas Naturales en Madrid abiertas

Hay muchos destinos cerca de Madrid con playas naturales formadas de cuerpos de agua dulce, la mayoría a tan solo unos cuantos kilómetros de distancia de la capital. Aprovecha los fines de semana más calurosos del año y disfruta de una escapada hacia uno de los paraderos que te hemos contado aquí.

No te olvides de llevar tu protector solar, tus alimentos y tu ropa acuática para poder disfrutar al máximo. La mayoría de los establecimientos admiten niños, pero no está de más revisar las reglas del lugar antes de salir de viaje. Si vas a llevar a tus mascotas ocurre lo mismo, y recuerda siempre depositar la basura en las papeleras y dejar limpio el lugar que ocupaste.